Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Mostrenco y yo

Cuando el señor Renzo, las señoras Lot y Frika abrieron las puertas de sus casas casi se mueren de espanto. Un olor insoportable, mucho peor que el de los huevos podridos, inundaba las escaleras y salía hasta la calle. ¿Qué había ocurrido? ¿Desde dónde llegaba el mal olor? Ocultos en la casa de la señora, tras pasar un día al acecho, descubrieron el origen del problema: el señor Kiro, vecino del cuarto piso, llegó con un bicho negro negrísimo, raro rarísimo y apestoso apestosísimo, que además iba dejando tras de sí un churrete líquido y oscuro. Una historia mágica que habla de las  relaciones entre las personas, de la importancia de la escritura para atravesar el tiempo y traer noticias de un más allá que ya no existe, que ha tomado la figura mitológica de los dragones para
contarla.

Dialogar para encontrar solución a los problemas de la convivencia, respeto y apoyo a los demás, amor por la lectura y la escritura, son algunos de los valores que se difunden en este texto divertido y en el que siempre suceden cosas sorprendentes.